Ruta del Pimentón. Denominación de Origen Pimentón de la Vera

Esta ruta recorre los caminos de un producto netamente extremeño. No en balde la historia recoge su nacimiento en estas tierras. El pimiento llega a España de la mano de Cristóbal Colón que, junto con otros frutos, se lo ofrece a los Reyes Católicos en el Monasterio de Guadalupe. Los monjes, a la vista de sus bondades gastronómicas, no olvidemos que Guadalupe era la cuna de la mejor cocina conventual de España, lo distribuyen y difunden por otros conventos, siendo los Jerónimos del Monasterio de Yuste los primeros en desecar el pimiento y utilizarlo como conservante.

Así, el pimentón está ligado a la Vera, una comarca privilegiada por la naturaleza, regada por el río Tiétar que la atraviesa por torrentes y gargantas y cuyo microclima permite que, junto a espléndidos bosques, florezcan fértiles vegas. El pimiento para pimentón inicia su cultivo en marzo, en semilleros en los que permanece hasta mayo, en que se procede a su trasplante a terrenos preparados en terrazas. Los pimientos son de tres tipos: dulce, agridulce y picante. En octubre se procede a la recolección que se efectúa a mano, seleccionando los frutos en perfecto estado de maduración. Los pimientos se someten al proceso de secado tradicional de la Vera, en un hogar de leña de roble o encina, siendo volteados a mano hasta conseguir el punto idóneo de secado, que confiere al pimentón sus tres características esenciales: aroma, sabor y estabilidad de color.

Posteriormente, en las industrias transformadoras, se procede a la molienda en molinos de piedra hasta conseguir un polvo rojo, fino y uniforme de cuya óptima calidad y pureza responde la Denominación de Origen Pimentón de la Vera. El pimentón es un elemento esencial de la cocina tradicional extremeña y un condimento y conservante maravilloso de nuestras chacinas. Su aplicación al tratamiento de la chacina fue tan importante que durante mucho tiempo, y dada la importancia de la matanza en la economía tradicional de estas tierras, se le llamó “el oro rojo”.

pimenton_vera_embutidos_g

Descripción del Itinerario

Comenzamos nuestro itinerario en la localidad de Madrigal de la Vera. Sobre una extensión que supera los 42 kilómetros cuadrados aproximadamente, encontramos el municipio de Madrigal de la Vera, en la comarca de La Vera. Este término municipal se halla situado en la vertiente norte de la comunidad de Extremadura, en la provincia de Cáceres, sobre la conocida y bella Sierra de Gredos. La fuente principal de ingresos de sus aldeanos proviene de la agricultura y la ganadería (esta en menor medida). Sin duda, la actividad económica del municipio ha marcado su paisaje, que se ha integrado perfectamente en un entorno natural único. Con una piscina natural y las formas de la bella Garganta de Alardos, el municipio descubre a cada paso fuentes naturales que jalonan la localidad. Además, el núcleo urbano cuenta con distintos elementos patrimoniales de gran atractivo que acabarán de completar nuestra experiencia. Con una gastronomía local rica y de gran sabor, con la caldereta como plato estrella, Madrigal de la Vera proporcionará a los visitantes una experiencia sensorial completa, llena de estímulos.

Desde Madrigal nos trasladamos a la localidad de Garganta de la Olla declarada Conjunto Histórico Artístico y donde lo más interesante es recorrer sus estrechas calles admirando su tradicional arquitectura popular. Es en Garganta la Olla donde mejor podemos hacerlo, al tratarse del pueblo mejor conservado de la comarca., y en concreto en su barrio de la Huerta. Imprescindible visitar la casa de las Muñecas y la casa de la Peña. Entre los edificios eclesiásticos destacar la iglesia parroquial de San Lorenzo, que se alza en lo alto de la población.

Desde Garganta de la Olla nos trasladamos a la localidad de Jaraíz de la Vera, que posee en su caserío admirables muestras de arquitectura popular verata, con típicas casas entramadas que en muchas de sus plazas guardan un equilibrio estético admirable, complementando así el magnífico legado histórico que supone la conservación de sus cascos antiguos.

Desde Garganta la Olla nos trasladamos a la localidad de Jarandilla de la Vera, cuya historia está íntimamente ligada a los últimos años del Emperador Carlos V, ya que en su castillo de los Condes de Oropesa del s. XV y hoy Parador de Turismo, donde Carlos V descansó unos meses mientras finalizaban la construcción de su Casa-Palacio en el Monasterio de Yuste. Esta localidad, conocida por su Fiesta de Interés Turístico Regional de “Los Escobazos”, posee algunos edificios históricos de interés como la iglesia-fortaleza de Ntra. Sra. de la Torre de estilo gótico y un puente romano con reconstrucción medieval.

Tras la visita a Jarandilla de la Vera nos trasladamos a la localidad de Cuacos de Yuste donde destacamos por supuesto la visita al Monasterio. El Monasterio de Yuste fue construido en el s. XV, guarda en su interior un bello claustro gótico y una interesante sillería del coro de igual estilo con elementos renacentistas. Adosada se encuentra la Casa-Palacio de Carlos V, del s. XVI, con dos plantas, la planta baja actual sede de la Academia Europea de Yuste y la planta alta dedicada a dependencias y aposentos del Emperador y que se puede visitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s