A lo largo de nuestras rutas por distintos puntos de los alrededores de Cáceres hemos documentado una gran cantidad de vestigios arqueológicos de distintas épocas y de distinto tipo como por ejemplo los altares rupestres; tipo del que ya hemos tratado en la zona de la zafrilla, lugar arqueológico muy cercano al lugar al cual nos vamos a referir en la presente entrada con los altares rupestres conocidos como “las cuatro hermanas”, en el término municipal de Malpartida de Cáceres.

Para describir esta zona arqueológica nos vamos a servir de nuevo de una publicación de tres prestigiosos investigadores: D. José Antonio Ramos Rubio, D. Oscar de San Macario y D. Julio Esteban, autores de distintos e importantes descubrimientos en Extremadura como el reciente hallazgo rupestre en la zona de Ceclavín. Pero volviendo al caso que nos ocupa, las “cuatro hermanas” responden a cuatro bolos de granito conocidos con este nombre y de los cuales, uno de ellos, sirvió como altar de sacrificios, muy similar al que hallamos en la zona de la Zafrilla, donde se sacrificaban cabras en honor a la diosa Ataecina. Según estos investigadores la gran “roca ceremonial” mide unos 5 metros de alto, presenta forma redondeada excepto en su parte superior donde es más o menos plana; lugar en el que se aprecia una gran pila con desagüe de grandes dimensiones y al lado una cubeta cuadrada que si atendemos a las palabras de Estrabón, los pueblos de la Hispania Céltica, llevaban a cabo similares rituales de sacrificio, y que estos elementos presentes en estas “rocas ceremoniales” bien podrían tratarse de recipientes para recoger la sangre de las víctimas y cremación posterior de sus entrañas.

A este conjunto se accede por una escalera tallada en la misma roca, cuyos peldaños apenas se aprecian por la erosión. No obstante, lo que si se aprecia es que el bolo granítico está repleto de petroglifos y cazoletas.

En opinión de estos tres investigadores y del profesor Almagro Gorbea[1] la proliferación de este tipo de altares en la zona de Malpartida de Cáceres con características similares (Los Barruecos o la Zafrilla) es posible que vengan motivadas y se relacionen con cuestiones relacionadas con la pervivencia del hábitat a lo largo de la protohistoria peninsular asociadas al culto solar en un sustrato “protocéltico” que coincide con otros rituales como bien pueden ser los depósitos de armas en cuevas y peñas en los primeros momentos del Bronce Atlántico y se alargan en el tiempo hasta el Bronce Final con la costumbre de arrojar armas al fondo de las aguas.

Fuente| RAMOS RUBIO, J.A., DE SAN MACARIO, O., y ESTEBAN, J. “Ruta arqueológica por tierras de Malpartida de Cáceres”. Alcántara, 81 (2015), pp. 11-31.

Notas:

[1] M. ALMAGRO GORBEA, “Nuevas fechas para la Prehistoria y la Arqueología de la Peninsula Ibérica”, Trabajos de Prehistoria 33, 1976, pp. 307-317.

UTM: ETRS89 29N 716669/4369882

 

2 comentarios en “Altar Rupestre de “Las Cuatro Hermanas” (Malpartida de Cáceres)

  1. Buenas tardes,
    Muy interesante lo que publicáis Llevo poco tiempo viviendo en la ciudad de Cáceres y apesar de ser lectora y de siempre interesada en la Historia reconozco descocer lo que generosamente públicáis. Lástima no disponer ahora de vehículo privado a lo que se suma las no muy buenas co.unicciones…Para ver la ciudad me “guío” de Pasearte Cáceres en mis primeros pasos. ¿Existe algún grupo/asociación de senderismo que visite estos tan estimulantes lugares? Perdón, me extendí mucho 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s