La Dehesa de Mayoralguillo se encuentra apenas a unos 9 kilómetros al sur de Cáceres, una zona de inestimable valor ecológico, pero por lo que sabemos también es de gran valor arqueológico. En la zona se levantan dos imponentes construcciones: la Casa de Mayoralguillo y su homóloga la Casa del Aire, constituyendo posiblemente esta zona junto a Las Seguras una de las zonas de mayor concentración de edificaciones señoriales del país.

Casa de Mayoralguillo (Cáceres)

Pero en esta ocasión no nos referiremos a estas construcciones señoriales sino que nos remontaremos un poco más en la historia. Hace algún tiempo que conozco la dehesa de Mayoralguillo, prácticamente he pasado mi infancia en ella, pero jamás supe de ello hasta que me llamó la atención una entrada que leí en el blog de mi amigo Rubén Núñez, Cáceres al Detalle, donde hablaba de la posible presencia de un altar de sacrificios en la dehesa. Por lo tanto me puse a investigar como “buen arqueólogo” y encontré referencias a ello en el Catálogo Monumental de J.R. Mélida quien visitó este lugar junto a Juan Sanguino Michel hacia 1915. Mélida en su catálogo proporciona en primer lugar unos datos sobre su localización, según dice “a 13 kilómetros a SO de Cáceres en la dehesa de Mayoralguillo de Vargas y a 200 metros de la casa”; y lo describe de la siguiente manera: “el recinto está formado simplemente por cantos colocados generalmente en hileras de manera longitudinal formando un trapecio algo irregular. Mide 18,50 metros de longitud en su lado NO, y su opuesto, 21,20 metros; en la base del trapecio 11,80 metros, y en el extremo opuesto, que es donde se localiza el altar no hay cerramiento sino libre por ambos lados, y en total tiene el recinto por allí una anchura de 8,50 metros”.

Las medidas que Mélida nos proporciona nos da una idea de lo que pudo ser este recinto ritual. En opinión de este, según el modo en el que se hallan dispuestas las piedras, no fueron pensadas para ser cimiento de un muro, sino que fueron dispuestas para acotar el recinto sagrado. No obstante, la idea de que se trate de un recinto sagrado Mélida la deduce del hecho de compararla, según su disposición, con la nave de un santuario al aire libre, y en cuya cabecera está el altar o ara, una piedra irregular según el autor de 8,70 x 4,40 metros aprovechando una superficie plana con cierta inclinación en la que tallaron un espacio circular conservando un reborde donde hicieron un corte para servir de canal que “evacuaría la sangre de las víctimas”. No obstante, el Mélida hizo un dibujo en su catalogo de lo que a través de sus palabras hemos descrito.

A día de hoy, se sabe que esta piedra no es un altar de sacrificios como afirma Mélida comparándolo con otros dos monumentos similares: un altar descubierto por Bonsor en el Acebuchal (Carmona, Sevilla) y otro ejemplar descubierto en Monreal de Ariza por el Marqués de Cerralbo donde según Estabón se hacían sacrificios para observar las entrañas de las víctimas y pronosticar el porvenir. Por su parte, comparándolo con los mencionados hallazgos, Mélida le dio una cronología eneolítica o de la Edad del Bronce a este supuesto altar de sacrificios aunque resulta curioso que en su catálogo Mélida utiliza el término vetón para referirse al hallazgo siendo este propio ya de la Edad del Hierro. 

Por lo tanto, podemos concluir que este “altar de sacrificios” del que nos habla Mélida, aunque muy interesante,  no es más que una prensa olearia como muchas de las que podríamos encontrar en los alrededores de Cáceres, en el “ager” de la romana Colonia Norba Caesarina donde podemos encontrar diseminadas una gran multitud de villas Tardorromanas y visigodas donde hallaremos estas plataformas de prensado de aceitunas, y junto a ellas, de forma general, los cilindros contrapesos y las molas olearias, pilas para recoger el aceite,…etc.  Un ejemplo de ello podrían ser las que encontramos en los Barruecos o las de la Dehesa de la Virgen de la Luz (Arroyo de la Luz).

Modelo 3D del Lagar de Mayoralguillo.

Fuente

MÉLIDA, J. R. Catálogo Monumental de España. Provincia de Cáceres (1914-1916). Madrid, 1924

CASADO RIGALT D. “José Ramón Mélida y la Arqueología española”. Real Academia de la Historia, Madrid, 2006, pág. 215. 

Video de fotogrametría 3D del Lagar de Mayoralguillo (Cáceres)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s