La Ermita de San Jorge también es conocida como Ermita de San Salvador y se trata de una edificación que muy pocos conocen, incluso los propios cacereños, y a la que hemos accedido a través de un camino agrícola desde la via pecuaria. De la ermita no se guarda apenas ninguna información escrita. Se presume que su construcción comenzó en el siglo XIV y que se erigió por la iniciativa privada de Diego García de Ulloa; se encuentra a nivel del suelo, y lo que es más curioso aún, alberga en su interior una charca artificial, con una función que se desconoce, posiblemente ligada a algún ritual de bautismo, algunos dicen que a caballo.

En lo que se refiere a su estructura, es de nave única, pero su acceso principal conduce directamente al coro, elevado sobre el resto del templo y que ocupa el lugar donde debería encontrarse el altar mayor. La estructura aunque sencilla, es peculiar y levantada sobre arcos, una bóveda central semiesférica que contiene un hueco, presumiblemente con una función ritual. Desde la entrada, se puede acceder a dos pequeñas estancias, que tendrían la función de capillas o sacristía.

Otro de los elementos que destacan es la decoración mural. Las pinturas inundan el templo en su totalidad, son sencillas y tremendamente coloristas y contribuyen a la magia del lugar. El programa iconográfico de dichas pinturas se inspira en el antiguo testamento y la vida de Cristo, así como inscripciones en latín que hacen referencia a dichos pasajes bíblicos.

Lamentablemente se encuentra en un estado terrible de conservación debido a la humedad ya que durante la mayoría del tiempo la ermita se encuentra semisumergida en aguas de la charca que sirve de abrevadero al ganado. Durante mucho tiempo ha resistido al derrumbe hasta hace muy poco ya que hacia noviembre de 2019 el monumento sufre un derrumbe en el muro norte de lo que se ha venido llamando antecapilla. En dicho muro destacaba una ventana abocinada y restos de pinturas en un estado lamentable de conservación que impedía intuir lo que representaban. Únicamente se podía atisbar la calva de lo que podría ser la representación de San Pedro. Este derrumbe parcial pone en evidencia, además, que el estado del conjunto es crítico, y es por ello que la ermita está incluida en la ‘lista roja’ de patrimonio de la Asociación Hispania Nostra, que lo califica de «caso escandaloso de abandono de patrimonio histórico».

Coordenadas UTM: ETRS89 29N 717655/4361979

Fuentes

Arte en Ruinas

Cáceres al Detalle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s